Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

 

    • Os dejamos el audios, video y los textos de la práctica de Meditación en la luz que realizamos una vez al mes.




      * Para descargar el audio de la relajación + meditación pinchar con el botón derecho aquí y seleccionar 'Guardar enlace como'
  • *  Video de la práctica de Meditación en la luz (audio + imagen de la vela):



    Textos

     

  • - La mente tiene el rasgo característico de pensar continua y repetidamente, una y otra vez. Nuestra mente es tal que está siempre pensando sobre cosas que se reúnen y se separan. Esta es una cualidad natural de nuestra mente. La mente no podría existir en absoluto sin esta reunión y disolución de pensamientos. Cuando los pensamientos vienen en. una rápida seguidilla, la mente a veces toma por la senda errónea. En tal situación, la mente se vuelve muy confusa e inestable. Si el hombre desea superar esta confusión, necesita algo de descanso mental. De modo que si se desea paz mental, es necesario darle descanso a la mente. Este descanso ocasional no sólo es necesario para los seres humanos, sino también para los animales y las aves, e incluso para las máquinas inanimadas. Si no se logra ese descanso, resulta muy difícil que exista la vida y que pueda vivir el hombre. Si el hombre logra este tipo de descanso, recibirá a cambio algo de paz y de felicidad.

  •  

  • - El hombre sufre la desesperación y la derrota, debido a la inconstancia y el descarrío de la propia conciencia interior, a causa de su incapacidad para controlar y guiar los bueyes de la inteligencia y la mente, desacostumbrados como lo están para la práctica de la meditación y la repetición del Nombre del Señor. En ese momento, los deseos conflictivos que infectan la mente deben ser calmados y controlados. La mente debe ser enfocada en una sola dirección. El hombre debe caminar con determinación, usando todo su esfuerzo para alcanzar el objetivo que se ha impuesto a sí mismo. Si lo hace así, no habrá fuerza que lo haga retroceder, y podrá alcanzar la posición que le corresponde.  Primero, el anhelo; después, la elección del objetivo; enseguida la concentración, y a través de la disciplina, la conquista de la mente. Tal es la meta de la meditación.

  • - Para ser felices deben purificar su mente, tal como para estar sanos deben seguir ciertas reglas de higiene. La pureza de la mente es comparable a la beatitud, y la pureza del cuerpo es comparable a la salud. Esto es muy difícil de comprender y solamente es posible a través de la experiencia directa. Es por esto que debemos tomar una disciplina espiritual, y la mejor disciplina es la de la investigación interior, que ningún libro o maestro pueden enseñar. Los antiguos sabios aprendieron esta verdad a través de su propio esfuerzo y de su propia disciplina espiritual, y luego la transmitieron a sus discípulos.

  • - Aunque hay muchas técnicas diferentes para la meditación, por lo general uno entra en un estado en que los sonidos circundantes, los fragmentos de pensamientos, las fantasías y las emociones dejan de molestarlo. En esta quietud podemos esperar lo eterno. Consideren la pantalla en el cine, cuando la película trancurre no se ve la pantalla, sólo se ve el drama, cuando termina el espectáculo no ven sino una pantalla, una pantalla sin mensaje alguno: ni voz, ni hombre, ni forma, ni color, ni credo. Eso es lo Absoluto. En la oscuridad una cuerda tiene la apariencia de una serpiente; aquí toda la pantalla se diluye por la película.  En esta práctica primero tú estás en la luz, luego la luz está en ti y finalmente la luz y tú son uno. Se puede empezar a experimentar la luz de la energía divina primero como algo aparte y fuera de uno, luego penetrando en uno y, aunque separada, originándose dentro de uno. El último estado, la luz y tú son uno, sentirse luz, refleja el estado de ir más allá de la dualidad, fundirse con el Ser universal, el Dios que tenemos dentro.

  • - La mente no debe vagar, debe estar firme y quieta. No se deberá permitir que interfiera ningún pensamiento de eventos pasados, ni rastros de ira o de odio, ni ningún recuerdo doloroso. Aun cuando esto suceda, no se los deberá tomar en consideración y, para contrarrestarlos, deberemos ocuparnos en pensamientos que alimenten el entusiasmo por la práctica. Por supuesto, al principio parecerá difícil.  Cuando la mente vuela de objeto en objeto, deberá regresarla al camino debido y al objeto debido. Así es la práctica espiritual correcta, el sendero de la meditación y la perfecta concentración.

  • - La meditación le ayudará a usted a descubrir sus ataduras, a aflojarlas, a desatarlas y a soltar sus amarras. Cuando usted ya no está atado a nada, usted ha hecho su parte; el resto se hará para usted. Nisargadatta maharaj

  • “Cualquiera es capaz de conseguir el éxito en su profesión u ocupación, tan sólo a través de la concentración y el esfuerzo dirigido hacia un solo punto. Hasta la más insignificante de las tareas requiere para su realización la cualidad de la concentración.  Pero,  no te dejes descarriar por lo que te cuentan los otros de sus experiencias imaginarias. Para ti, nada puede ser tan genuino como tu propia experiencia. Por lo tanto, trata primero de lograr una concentración sin desvíos; que ésa sea tu primera meta. La concentración es indispensable para todos. Es la base para el éxito en cualquier empresa. Es necesaria no solamente para la consecución de la meditación, sino también para los asuntos mundanos y de la vida diaria. Cualquier que sea la tarea de la que uno se ocupe, si la realizamos con concentración, desarrollaremos confianza y respeto en nosotros mismos.”

  • - El flujo de pensamientos, de resoluciones y de agitaciones mentales afecta y perturba la respiración. Sí desean controlar la respiración y dirigirla por el camino correcto, existe un método muy apropiado por el que pueden guiarse. La punta de la lengua debe llevarse a tocar suavemente la parte posterior de los dientes superiores. Cuando se mantiene en esta posición específica, puede llegar a reducir el número de pensamientos en la mente, y lograr conectarse en el control de la respiración. Se logra así también una sensación de paz.

  • - "El verdadero silencio significa en verdad profundizar en el interior de uno mismo hasta el lugar en el que nada ocurre, donde trasciendes el tiempo y el espacio. Te adentras en una nueva dimensión de la nada. Allí es donde reside todo el poder. Tu verdadero hogar. El lugar al que de verdad perteneces, un silencio profundo en el que no existe ni el bien ni el mal, donde nadie esta tratando de conseguir nada. Solo siendo, puramente siendo".  Robert Adams


  •  

 

 

 

[Subir]

[Instituto de Salud y Conciencia] [Naturalba]

 

Fin del contenido principal